Una Navidad Diferente: Nuestro Desafío

¿Llegó Navidad? ¡No puede ser!” son las palabras que cruzan por nuestras mentes todos los primeros días de Diciembre, como si Navidad fuera una fecha sorpresa. Juguetes, ropa y viajes son algunos de los gastos que usamos como excusa para validar nuestros horribles hábitos de gasto excesivo en nombre del amor. Sin embargo, junto con desearte felices fiestas, la fundación Yo Uso Bien Mi Dinero te quiere hacer una propuesta y a la vez un desafío: Navidades con Sentido.

Nuestra falta de planificación nos conduce al sobre-endeudamiento, error que cometemos una y otra vez por no hacer presupuestos para nuestras vidas. Una vez que llega Navidad sentimos la urgencia de salir a comprar cosas que creemos iluminarán la carita de nuestros más queridos: El regalo perfecto para mi pareja, el juguete que mis hijos siempre quisieron o el viaje irresistible. Navidad es en realidad la celebración del nacimiento de Jesús, y los regalos representan la tradición de los reyes magos. Seas o no cristiano, es probable que igualmente celebres estas fechas, aunque mal interpretándola como una apología al consumismo. Lo terrible es que muchas familias que están pasando por problemas financieros, sienten la agobiante presión por satisfacer los inocentes deseos de sus hijos, sin duda con la mejor de las intenciones, pero endeudándose a tasas altísimas para comprar plástico y pagando hasta el doble del precio normal por intereses, siendo que nuestras deudas no deberían superar el 15-20% de nuestro sueldo. Todo por ver esas caritas de ángeles felices y radiantes.

¿Qué es lo que estamos transmitiendo a nuestros niños?

Como adultos entendemos que ni los regalos, ni mucho menos los objetos plásticos, hacen la felicidad, aunque nos entretienen sin duda. Con el pasar de los años comprendemos que el verdadero sentido está en nuestras relaciones de afecto: nuestros padres que lo dieron todo, nuestros hermanos con quienes crecimos, nuestros familiares y nuestros amigos. Ellos son los que llenan nuestro corazón de alegría y amor, no un reloj nuevo o un par de zapatos. No confundir el amor con el entusiasmo o el capricho es fundamental. Vale la pena cuestionarse cuál es el mensaje que transmitimos a nuestros niños cuando nos ven transpirar por salir a comprarles porquerías plásticas, sobre-endeudándonos e intentando demostrar amor mediante lo material. Luego nos quejamos de que al crecer, nada es suficiente para ellos. Somos nosotros los que enseñamos el consumismo como una tradición y a la vez reforzamos el comportamiento en fechas importantes como esta, en vez de buscar enseñar valores y aprender a dar, ya sea en tiempo, amor o dinero, en vez de recibir.

El verdadero mensaje de la Navidad es el amor, seas o no cristiano. El verdadero significado trasciende un par de regalos y es nuestro rol como Padres transmitir este mensaje. Es la fecha en la que las familias se reúnen, aquellas que están lejos, aquellas que están separadas y aquellas que no se han visto, porque es navidad.Como fundación te queremos invitar a crear una navidad distinta, especial y enfocada en el verdadero propósito de esta celebración. Siempre hay personas que necesitan más que nosotros. ¿Qué te parece organizarte con tu familia y visitar un hogar, acoger a esa vecina que puede estar sola o participar en alguna de las múltiples iniciativas sociales durante esa noche? ¿Cuántos niños sin familia a los que un gesto de amor tuyo podría hacer felices, como el gran padre y madre que eres, y cuánto aprenderían tus hijos sobre solidaridad, amor y compasión?. No te sobre-endeudes, busca ofertas atractivas, compara precios y compra los regalos necesarios. Haz un presupuesto para esta navidad y no te excedas. Regala más amor que plástico, busca enseñar sobre paz, amistad y familia, y no sobre consumismo. Dona amor, tiempo y trabajo, en vez de gastar compulsivamente. En esto consiste el desafío, en organizarnos y salir de la zona de comodidad, en dejar el discurso y tomar acción por un Chile más unido, justo y solidario, creado por ti.

Comparte este mensaje si te hace sentido, porque a lo largo de tu vida aprendemos que el verdadero amor viene de nuestras relaciones y no de nuestras pertenencias, y declara “Yo uso bien mi dinero”, y mis hijos también.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • YouTube - White Circle

© 2013 Todos los derechos reservados-
Asociación Yo Uso Bien Mi Dinero